Sapere Aude; Concierto de Carlos Suárez en Baleiro

Hemos ido, también la semana pasada, al concierto que el etnomusicólogo Carlos Suárez dió en el local de Baleiro en la Facultad de Filología en Santiago de Compostela.
Uno de esos instantes detenidos a través de los que se cuela con toda la fuerza intemporal capaz de soportar un cuerpo, un infinito en acto de los que hablaba Ignacio Castro Rey el día anterior a este concierto y a los que hacíamos referencia en el post anterior fue lo que Carlos nos dió esa tarde de humores extraños por culpa de los que llegamos tarde al concierto en el que sólo sonido y una pequeña luz consiguieron darle a la pequeñez de lo físico todo un otro tiempo para expandirse.
Una puesta en acto además, de una multiple variedad de paisajes sonoros en peligro de extinción que durante los últimos quince años, Carlos, ha grabado en Galicia y Venezuela. Paisajes sonoros que desde su propia extinción activan potentes discursos sobre y desde la naturaleza, la biodiversidad, la diversidad cultural, la voz humana y la animal y el conjunto de fuerzas que configuran las ideologías dominantes en tensión, siempre, con otras muchas menos dominantes pero no por ello menos potentes, poderosas.
Nos hizo pensar, Carlos, en cómo un lenguaje tradicionalmente autónomo como el de la música puede tener potencia crítica y política si se relaciona, como él lo hace, en su trabajo con sus propias reglas de construcción interna.
Sí, esas “reglas” internas de las que esta semana pasada, también, hemos aprendido con Jordi Claramonte y su inquietante libro “La república de los fines” que habíamos entendido tan mal cuando filósofos como Kant nos hablaron de ellas respecto a la cuestión del arte y del escabroso genio artístico. Resulta que nos estaban hablando ya de ciertas reglas internas que constituyen (por contener su propio pasado, presente y futuro) el devenir tanto de los objetos como de los sujetos; que en su mayor o menor acomodación a esas reglas ni los objetos ni los sujetos serán modelos que imitan una u otra naturaleza sino tipos que una vez construídos (formados) han de servir, entonces sí, como modelos para otros que trabajen con ellos. Sobre este tema vamos a seguir pensando algunas semanas más, a ver qué (nos) ocurre.
No pudimos seguir como nos gustaría el debate posterior al concierto, por desconocimiento técnico y de código pero disfrutamos de ver disfrutar a los que sí lo manejaban y salimos de esta experiencia algo más autónomos y menos independientes de todo aquello que nos rodea y que a partir de ahora ya no va a dejar de sonar(nos).

Anuncios

Un pensamiento en “Sapere Aude; Concierto de Carlos Suárez en Baleiro

  1. Carlos Suárez

    ¿Pero que dices mujer?. . . Eres una exagerada !!. . Falta mucho aún !! ! ! !. .

    Lo que pasa es que la música es un catalizador, y todo eso que sentiste ya estaba en ti, eres tu misma, mis sonidos sólo fueron un elemento revelador de eso que ya esta en tu interior.

    Lo que sí se nota es que escribes muy bien, te expresas muy bien en un leguaje que me resulta muy grato, el lenguaje de los poetas.

    Yo te agradezco mucho que asistieras a escucharme. . . Es un autentico gusto después de un concierto poder salir a tomar con alguien que vive con insaciable lucidez su existencia, que cuestiona, que exige permanentemente a la vida respuestas.

    Besos y gracias por esos comentarios, ciertamente inmerecidos.

    Carlos Suárez

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s